<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=331937704603419&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
abr 20, 2021

El rol clave de las mujeres en tecnología

 

Mujer programadora utilizando su computadora en el trabajo

 

Si bien a lo largo de los años, la inserción de las mujeres en el mundo laboral ha registrado un crecimiento, el camino hacia la igualdad de género en el trabajo todavía llevará más esfuerzo. La participación de las mujeres en tecnología ocupa el segundo puesto más bajo en la escala de porcentajes de postulantes, por arriba del sector de producción, abastecimiento y logística. Según el informe de Mercado Laboral del Mundo IT, elaborado por Bumeran y el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, solo 34,2% de los postulantes en las áreas de tecnología son mujeres.

 

¿Por qué se da la desigualdad de género?

 

El cuarto jueves de cada abril se celebra el Día Internacional de las Mujeres en las TIC. Desde ese contexto global, la tendencia es considerar los esquemas empresariales que contemplan la incorporación de mujeres, sobre todo en el ambiente tecnológico, e impulsar el estudio de carreras vinculadas con la economía del conocimiento. A su vez, el desafío es alentar a las mujeres en la ciencia y tecnología a desempeñar roles académicos y profesionales que apunten a reducir no solo la brecha de género en tecnología, sino también los fenómenos de desigualdades socioeconómicas.

 

A pesar de los avances culturales, en las disciplinas CTIM (ciencia, tecnología, ingeniería, matemática), «la brecha de género se percibe en la vulnerabilidad socio-laboral de las mujeres en materia de desempleo, remuneración, participación en puestos de liderazgo y habilidades vinculadas al cambio tecnológico», según lo indica el informe Un potencial con barreras, elaborado por INTAL-BID. En materia educativa, entre 2010 y 2016 el registro de estudiantes mujeres en las disciplinas CTIM en Argentina alcanzó el 33% del total de la matrícula en el sistema universitario tecnológico.

 

En muchos casos, las mujeres ya enfrentan algunas barreras discriminatorias por sus elecciones de estudio en el ámbito más cercano y familiar. Luego el estereotipo social marca un camino dominado por el género masculino para dedicarse a las carreras vinculadas con tecnología o ingeniería. Esta idea habitual instalada en muchos ámbitos incide en el desarrollo académico de las mujeres cuando optan por una especialización en CTIM y condiciona su finalización frente a sus pares varones.

 

Los obstáculos que se presentan en la formación constituyen las primeras barreras para que las mujeres puedan alcanzar la igualdad de género. La participación en el mercado y la aptitud de las mujeres en tecnología se ven restringidas por los espacios estereotipados en el ámbito de los estudios, los sesgos de género implícitos y explícitos presentes en toda la sociedad y los denominados techos y paredes de cristal que subestiman sus capacidades y dificultan el acceso a los puestos de trabajo y áreas más especializadas.

 

Mujer experta en tecnología explicandole a su compañero

 

Innovación, tecnología y desigualdad

 

La innovación y las soluciones digitales a medida ofrecen herramientas que generan respuestas ágiles y transformadoras para las empresas. El aprendizaje colaborativo y la revolución en el ecosistema tecnológico son valores necesarios para desarrollar oportunidades y resolver nuevos desafíos. Revisar la apuesta tecnológica es revisar también cómo se crea el vínculo con los empleados o se lo fortifica con un liderazgo fuerte que reconozca los esfuerzos y la carrera profesional de cada integrante del equipo.

 

La inclusión de las mujeres y la reducción de la brecha de género digital son los desafíos más importantes que se interponen en la gestión de las empresas con enfoque de género. Tanto el Estado como las organizaciones privadas deben hacerse eco de la demanda de las sociedades en cuanto a brecha de género y falta de mujeres en tecnología.

 

Por lo pronto, en el informe de Bumeran 2020 se establecen métricas regionales que van a servir para comenzar a planificar en función de quitar los escollos que obstaculizan la integración y el reconocimiento de las mujeres en tecnología. En el análisis del informe, podemos marcar algunos hallazgos.

  • En general, en la relación de oferta-demanda sin importar el género, el sector de tecnología y sistemas es el que menos postulaciones recibe. En números, solo el 25,2% de postulaciones con respecto al aviso promedio. En principio, podemos decir que la industria de las TIC refleja cierta escasez de profesionales en tecnologías que puedan responder a las demandas de trabajo. Del otro lado de la moneda, el postulante se encuentra con menos competencia para acceder a los puestos de trabajo. Entre las búsquedas promedio, los programadores son los más demandados en el mundo IT.

  • En el segundo semestre de 2020, casi la mitad de las postulaciones en el mercado laboral correspondió a mujeres. En números, el 47,8%. En tecnología y sistemas, este número se reduce al 34,2%, como la segunda categoría de participación laboral femenina en la escala de porcentaje de mujeres en tecnología.

  • Otro factor interesante es cómo se plantea la participación de las mujeres en tecnología a través de las categorías de seniority. Esta participación en el mercado es más sencilla o frecuente en las categorías básicas y tiende a caer cuando se trata de categorías senior y semi-senior, más aún cuando se trata de puestos jerárquicos. En el conjunto del mercado laboral, la categoría junior de mujeres alcanzan el 50% y los cargos de jefe, el 32% de la media. Específicamente, en el segmento tecnológico, las mujeres en cargos junior alcanzan el 39% y como cargo jerárquico, el 31%. Es decir, en este caso la caída de las mujeres en tecnología no es tan marcada cuando se incrementa el seniority como ocurre en la media del mercado.

Mujeres líderes en tecnología

 

En Argentina y Latinoamérica hay muchas mujeres destacadas en tecnología que cuentan sus experiencias en la investigación y lideran áreas en tecnología y ciencias. Profundizan en diferentes complejidades para encontrar recursos valiosos para la industria y el conocimiento. Repasemos algunas prácticas en el ámbito laboral en favor de abordar un compromiso con las mujeres en tecnología.

  • Promover las postulaciones y los puestos de liderazgo para las mujeres en tecnología. La poca representación femenina en el ámbito educativo y académico se traslada al mundo del trabajo y las empresas. Las mujeres podrían tener posiciones de liderazgo como mentoras si no se vieran invisibilizadas por la brecha de género. Mientras la tecnología va cambiando las estructuras económicas y sociales, la participación en el mercado de las mujeres debe aumentar abarcando conceptos como diversidad y equidad.
  • Evitar los fenómenos de segregación horizontal y vertical. En la brecha de género, existen estos fenómenos muy marcados en los cuales las mujeres no pueden acceder a determinados trabajos, lo que luego incide en brechas salariales y gestión del tiempo. Este escenario constituye una precarización del rol de la mujer en cualquier tipo de industria.
  • Fomentar el liderazgo situacional. Esta herramienta les permite a las empresas conocer cómo son las condiciones en que trabajan las mujeres en pos de disolver la brecha de género digital. Se articulan diferentes factores como las motivaciones, los intereses, las competencias, la autonomía y la creatividad, de modo que se pueden descubrir ajustes o circunstancias que deben mejorarse para planificar el desarrollo de la empresa y la participación de las mujeres en tecnología como anclas de una buena gestión.

Desde Napse Global, acompañamos la transformación digital de las empresas y la transición que nos lleve a disolver la brecha de género digital y descubrir los talentos de las mujeres en tecnología.

Compartir

Tags: TENDENCIAS Y ANÁLISIS

Articulos relacionados

5 claves y 5 servicios para optimizar los procesos comerciales de tu empresa

IoT en empresas y sus potenciales beneficios

Reciba nuestras
novedades por email

Estos datos se utilizarán de acuerdo con nuestras políticas de privacidad.